EL RETRETE

Me vais a permitir que en vez de hacer entradas, de temas que ya está bien de hablar de ellos, de eso se encargan los politiocs, toquemos temas nuevos y de mucha consideracion, así que ahí va el primero de los que luego, otros vendran.
En la última entrada, hablando de la lengua de Cervantes, mencioné esta palabra, que por supuesto esta incluida en el diccionario de la RAE, y algunos de los lectores/as, se han mofado de semejante atrevimiento. Ellos dicen water, o baño, o como alguno dice el excusado, que esta última palabreja si que me da gana pero es de ciscarme al oirla. Excusado de que? que me excusen por ir a cagar o me excusen por ensuciar, o me excusen por alterar el ambiente. Me meto en ese sitio y se me excusa. Amos anda que tiene enjundía la cosa. Bueno pero no todo va a ser hablar de como llamamos a ese rincon de la casa tan entrañable y no me negareis que el más importante. Sin cocina o sin comedor o sin habitaciones podemos pasar, pero sin retrete ya me direis en donde depositamos el sobrante. Se me ocurre que podriamos hacerlo en las macetas, pero al final los geraneos olerían a mierda. Jajajaja me rio solo de pensar en ir a olerlos y pegar una cabezada de repulsión, jajajaja.
Sentado ya que el retrete es el retrete y no el baño o el aseso porque en esos sitios no se giña, el aposento, aunque no es muy comodo, te permite descansar, leer el periodico o una revista, incluso, con los retortijones correspodientes esperando el alivio te permite pensar. Que de buenas ideas han surgido en estos momentos, incluso poesía. Eso si hay que procurar dedicarle el tiempo que sea preciso, porque ese tiempo es sagrado, si no lo empleas bien y vas de correprisa luego a lo largo del día te puede acarrear serios contratiempos. Jajajaja y no digamos de los ruidos que se producen, los mas recatados a la hora de expeler alguna ventosidad, abren el grifo o tiran de la cadena para disimular, mal echo, hay que procurar soltarlos con toda su amplitud y fastuosidad, por el descanso que dejan.
Ahora voy con los retretes públicos, que tiempos aquellos en los que había que pagar por entrar, yo todavia tengo la duda de si el pago debería haber estado supeditado a la cantidad, porque no es lo mismo mucho que poco. Los retretes públicos siempre han servido para escribir en sus paredes literatura pura y los mas nobles o bajos sentimientos. Nunca se me olvidara una frase que hace mucho tiempo leí. " EN ESTE LUGAR INSANO, DONDE ENTRA TANTA GENTE, HACE FUERZA EL MAS VULGAR Y SE CAGA EL MAS VALIENTE" ni Albert Einstein pronuncia esta frase, lastima de no haber conocido a este genio de la frase. Desgraciadamente ya no quedan retretes publicos y los de los bares habría que encerrar alli a sus dueños pero a perpetuidad. ¿ Y los retretes de señoras? mejor dicho el tocador, para que no se ofendan, como si ellas no giñaran, jajajajaja, tienen de todo, pero mas que eso son lugares de cotilleo, siempre me ha sorprendido como cuando van a estos sitios las mujeres van en grupo, cuando los tios van uno solo y con mucho recelo de que se le acerque nadie a su vera, porque empieza el mosqueo.
Bueno ya esta bien, que me desbarro y es peor. Saludos a los que me lean y a los que no que se cuelen por la taza.

13 comentarios:

Kurra dijo...


Se te entiende perfectamente, me encanta con la claridad que lo describes todo, un abrazo.

Verónica dijo...


Curro, el poema que me has dedicado, donde lo has escrito en el retrete? te lo pregunto por simple curiosidad.
Una vez, de eso hace muchísimos años, entré en el retrete (como tu dices) de unos grandes almacenes, y salí disparada de allí, me aguanté las ganas.....porque las paredes estaban....no te lo puedes ni imaginar, me dió tanto asco, que aguanté hasta llegar a casa. Solo de recordarlo, me dan naúseas. Y yo me pregunto una cosa, si era de señoras, que tipo de guarras, ensuciaban de mierda las baldosas de aquel lugar?
Bueno espero, que otr@s dejen comentarios
Buen fin de semana para tod@s
Un besooo

Mercedes dijo...


Lo tuyo es, sin lugar a dudas, patológico. Vamos a ver, señor don Curro, qué te hace pensar que hablar de mierda es más interesante que discutir sobre problemas existenciales, a no ser que para ti el giñar sea un problema tan existencial como el ..ollar, que tú con los agujeros tienes obsesión; por cierto, te queda algún agujero que otro por tratar.
Una cosa sì que me ha interesado, las memorables frases de los retretes (fíjate que he puesto retrete, ya estás creando escuela) públicos. La que nos has traído en concreto me da que la escribió Cela, que seguro que tuvo un apretón fuera de casa y fue a dar al mismo retrete que tú pero con anterioridad. Las que yo conozco son más de andar por casa: "Caga agusto, caga contento, pero, coño, cágate dentro" (perdón, que el tema no lo he sacado yo) y ordinarieces por el estilo. Pero esto debe ser porque yo no entro en retretes de alta alcurnia como tú y me dan los apretones en el lugar menos apropiado.
Otra cosa, yo al baño voy ¡sola! No soporto que me acompañen.
Bueno, está bien por hoy.
Saludos a todos.

Verónica dijo...


Pues mira Kharmen, tengo entendido que cuando no había papel higiénico, existían los periódicos, que habían servido para muchos mas usos.¡ Yo eso no lo he vivido! pero me consta que con los periódicos se envolvían hasta los bocadillos.
¡Por cierto, para nada higiénico, y parece que no se moría la gente por ello!
Y hasta he llegado a escuchar, que las piedras también servían cuando las personas estaban por el campo. Ya me dirás tendrían hasta callos en el culo, ah y también los matojos de hierbajos, supongo que de paso, les servía para desodorizarlo. ¡ja ja ja !
Bueno ya está bien por hoy, que ya he dejado dos comentarios.
Besitos para tod@s

curro dijo...


Para Vero, pues no, el trovo me ha salido asi de repente, asi que no seas mal pensada. y es muy bonito que l sepas.
No te preocupes que Mercedes que otro día seguiré hablando de agujeros que tambien tendran su merecido.
Y Karmen, se me ha olvidao, que uno de los mejores abonos es cuando se hace en el campo al aire libre, refrescandose con el viento las partes pudendas. Pero el problema surje cuando hay que limpiarse y no tenemos papel. ¿Que hacer? solución buscar una piedra o un gason lo bastante redondo para pasarlo por cierto sitio sin sufrir demasiado. Pero si encontrais otra forma me la decis que estoy abierto a sugerencias. Jajaja.

Verónica dijo...


Curro si hubieses leido mi último comentario, verías que existían periódicos, piedras y hierbajos que te dejaban el culo desodorizado.
¡ja ja ja!

curro dijo...


Hemos coincidido Doña Vero y no diga que anates, porque vamos a ver va Vd. en carretera y le da un apreton y tiene que parar a ver con que se limpia. Jajajaja
Otro apunte mas, que se me olvidaba, es la indefensión que hay cuando uno esta sentado en la taza, que por cierto no se porque le dicen taza. Me explico, sentado en ese sitio y con los pantalones bajados, como si hubieramos bajado la guardia, parace que estamos en un momento de debilidad, y si no lean la siguiente anecdota:
Cuando el que suscribe hacia la mili, de eso ya casi nadie se acuerda, las puertas de los retretes del regimiento, casi nunca tenia cerrojo, cosa que aprovechaban algunos desalmados para en ese momento abrir la puerta y quitarte la gorra de la cabeza y salir corriendo, por descontado que era imposible seguirlos con los pantalones por el suelo. Otro caso diferente era el que como los retretes no tenian altura , cuando mas pensativo estabas en las labores, te venía por encima un cubo de agua que ri era invierno lo tenias claro y a ver quien ha sido si estabas inmovil asido por los pies. En otro comentario os dire como se prevenian esas cosas que tampoco tiene desperdicio.

Verónica dijo...


Modernízate Curro, que ahora hay toallitas, y te lo dejan brillante y fresco....
Hay que ver, en el servicio militar la de cosas, que os pasaban? Por suerte la mili ya no se hace.
¡Que perdida de tiempo...!
Un besooo para tod@s y feliz domingo

Mercedes dijo...


Leyendo vuestros comentarios me he acordado de unos campamentos... Sólo un detalle sin importancia: estuve doce días sin evacuar (no puedo decir "sin ir al retrete" porque no había). Aquello era un terreno complicado, lleno de matorrales. Vamos que a mí lo de las cosquillitas en ciertas partes me daba mucho repelús. ¿quién me decía a mí que en vez de una mala hierba no me estaba hociqueando una serpiente?; porque, aunque yo apuntaba con un ojo, no dejaba de ser un ojo ciego.
Menos mal que se incendió la sierra y tuvimos que salir por patas, porque si llego a estar una semana más... Qué barrigota me llevé a Granada. Y ¡que descanso cuando me senté en mi RETRETE!
Anda que vaya temita. Eres la pera.

curro dijo...


Ole, ole y ole Doña Mercedes asi se escribe, cuando hay que escribir sin tapujos, se nota que es Vd. una gran escritora capaz de adaptarse a lo que le echen, no me cabe la menor duda que un dia fuara el premio Nobel. Quevedo no lo hubiera echo mejor.

curro dijo...


Por supuesto Doña Karmen, fijese si es importante el ojo del culo, que sin los ojos de la cara se puede vivir, ahora pruebe Vd. a vivir sin el ojos del culo, a que no puede eh.jajajaja

Isabel Martínez dijo...


Magnífica palabra: RETRETE. La reivindico contigo y con gusto, que es una horterada la anglófila.

Saludos escatológicos.

Jose C. dijo...


Pues nada,como dice el dicho, donde fueras haz lo que vieras y si hay que hablar de mierda ahí va mi aportación.
Me ha recordado la anécdota de la mili de D. Curro una cosilla que vi el otro día y que viene a cuento.
Aquí os la dejo, y por cierto D. Curro, que también vale como ejemplo para valorar el nivel de indefensión ante tal situación.

Espero que la disfrutéis

http://www.youtube.com/watch?v=Ey780naU5wE