LA MENTIRA

Bueno no se que mentira decir, si me han soltao del talego, si he estado enfermo o si tengo la lepra, pero no se me ocurre ninguna buena mentira, asi que no voy a hechar ninguna, ya que voy a hablar de ella.
Por la Pascua de Reyes, leí un comentario de alguien que debido al engaño cuando era pequeño, de los regalos de Reyes, se había traumatizado y todavía seguía con el trauma. Aunque la cuestión no era esa, sino que es uno de tantos iluminados progres que intentan llevarnos a su mierda de libertad, e imponernos sus convicciones, mira que hay gentuza de esta que trata de salvarnos y llevarnos por el buen camino, es la competencia de los curas. Unos por un lao y otros por otro.
Pero bueno, la cosa va con la mentira. Vaya por delante que soy totalmente partidario de mentir y a veces mentir como un bellaco, aunque no se yo, si este gobierno no sacará alguna Ley que diga que solo hay que decir la verdad y al que mienta unos cuantos latigazos. Al paso que vamos al tiempo. La mentira es la antesala del engaño, al que pilles en una mentira, ten cuidado porque seguro termina engañandote. Las mentiras pueden ser de diversa indole. La primera la que mas se practica es la mentira piadosa, es la peor de todas y esta debia estar castigada. Mira que decirle a una mujer guapa, cuando en realidad es un cardo borriquero, menos mal que se descubre ella sola a la vuelta de la esquina. La mentira engañosa, esta es un arte, yo la considero una arma, como los fuertes utilizan la fuerza. Luego esta el echo de mentir por mentir. A mi me encanta y sobre todo por los preguntones. En el pueblo aconstumbro a sentarme en un lugar estrategico, donde todo el mundo que pasa pregunta como se sube al castillo. Mi respuesta esta clara , los dirijo por el camino mas largo, sobre todo si son de la tercera edad.
Por último tenemos la prueba de los blog, en estos ciberespacios se miente mas que un almanaque viejo. En estos sitios lo feo es bello, lo malo bueno, de la mentira se pasa a la hipocresía por medio de la adulación. Para saber mentir, porque mentir es un arte, lo primero que hay que hacer es creerse uno mismo la mentira, y mirar de frente y a la cara como si fuera lo mas importante que se dice. Bueno termino que me enrollo demasiado. Solo pueden contestarme los que no mientan.

17 comentarios:

Javier Martinez V. dijo...


En mi país se dice: "Para mentir y comer pescado hay que tener mucho cuidado". No necesitamos procurar en algún lugar especial un buen profe de la mentira de eso se encargan a diario nuestros políicos.

Recibe un gran abrazo.

Mercedes Pinto dijo...


Bueno, bueno, bueno, bueno, bueno…. Verás, no me extraña en absoluto que defiendas la mentira, porque, ahora que no nos escucha nadie, en el arte de mentir eres un maestro. Yo la odio. ¡Sooooo…!, tranquilo, ya sé lo que estás pensando. Como todo el mundo, he mentido alguna vez, como la mayoría, quiero decir, porque luego hay una minoría que no dice una verdad ni que la piquen, y no quiero señalar. No encuentro ni una sola razón para mentir. Ponme un ejemplo, si puedo, vendré mañana.
Un abrazo.

Verónica dijo...


Hola Curro, ya está bien hombre, que nos tenías preocupad@s....

La mentira solamente cuando es piadosa, para no herir a otros, lo mejor es decir la verdad, por lo menos que se nos quede la conciencia tranquila, que al no tenerla se pierde el sueño, y hasta la salud.

Ya somos grandecitos, para que venga nadie a llevarnos al huerto, que si queremos ir vamos sol@s jajaja.

Ya solo decirte, que me alegro de saber que estás bien.

Abrazos y feliz semana

Anónimo dijo...


Quien no se a visto en cualquier momento de tener que echar una mentira piadosa, bien para evitar un pequeño disgusto o para no dañar a esa persona, lo peor es ser mentiros@ compulsiv@, hay gente que vive de la mentira y eso ya no esta bonito eh.
Un abrazo.
Soy kurra sigo sin poder entrar con mi cuenta

Mercedes Pinto dijo...


Estoy esperando ese ejemplo....

curro dijo...


Para Mercedes:
Pero vamos a ver: Lo primero es que muy finamente me has llamao burro ya que dices que doy coces y y eso solo lo haceis las mujeres cuando se os ataca por la rabadilla. Jejeje.
No te puedo poner un ejemplo porque la vida esta echa para mentir a cada instante, a cada minuto y el que diga lo contrario miente como un bellaco, porque si fuera lo contrario, no duraría nada, desaparecería del mapa. Un abrazo.

curro dijo...


Para D. Javier:
El día que me meta con los politicos no va a quedar uno sano

Para la Vero:
Tuve un lapsus y perdi la memoria, pero ya la he recuperado y he vuelto.

Kurra:
Todos somos mentirosos y tú también asi que a callar.

Verónica dijo...


Curro menuda trola, que me has pegado jajaja. ¡No me la creoooo!

Estaba dándole vueltas, a este post, digamos que digiriéndolo, y hay que ser.......mira que tomarles el pelo a los ancianitos, eso es lo últimooooo, en un plis plas los ancianitos seremos nosotros jajaja.
Y no hay vuelta de hoja.
Abrazos

Mercedes Pinto dijo...


Bueno, pues ya que no me has puesto ningún ejemplo, porque según tú la vida está hecha para mentir, te diré otra cosa: Fíjate si yo creo en la "mentira" que aspiro a vivir del cuento (novelas, cuentos largos), fabular ha sido siempre mi mayor afición; pero hay una gran diferencia entre fabular y mentir con toda la intención, ¿no crees?
Piensa, piensa.
Un abrazo. Y de asno nada, te he dicho mentiroso.

Isabel Martínez Barquero dijo...


De principio, siempre la verdad. Pero como todo principio tiene sus excepciones y, así, muchas veces se impone la mentira para evitar males mayores: dañar a otro en su autoestima, evitarle un disgusto y casos de salud y otros similares en que la verdad puede afectar seriamente a alguien.
Lo que detesto son a los mentirosos irredentos, los que mienten por afición y sin escrúpulos. Y anda que no existen en esta sociedad...
Un abrazo, Curro, y que la verdad nos ampare como norma de vida.

Mercedes Pinto dijo...


Desde luego, qué descuidada tienes tu casa, no sé ni como venimos a verte.
Hasta otra.

curro dijo...


Pero si mentir es de humanos. Lo que hay que saber es como, cuando y en que situación.
Bien hallada Doña Isabel, Vd. sabe que hasta los chirizos deben mentir para defenderse.
Mercedes te imaginas si tuvieramos que decir simpre la verdad, terminariamos matandonos. Jejeje

Carmela dijo...


Primero pedir perdón por no estar tanto como antes mi Currito, pero el tiempo me come.
Sobre la mentira, la piedosa, bien puesta no hace daño, pues la verdad muchas veces si.
La mentira es un mundo inmeso, tanto que yo conozco a mas de una persona que ya no saben diferenciar la verdad de sus mentiras, es mas, se inventaron una personalidad que no es la suya y ya se la creen.
Como seguidor que eres de mi blog, sabes que yo lo que mas odio es la mentira meniño, para mí el peor pecado si se le puede llamar pecado a algo.
Un biquiño tierno y cálido(mentira) jajajaaj

Mercedes Pinto dijo...


¡Gracias!

Verónica dijo...


Quierooooo un post nuevoooooo, que este hace muchos días que está puestoooooo

G dijo...


¡Ahi, la mentira, la mentira!!!!.
- Una mentira de un profesor en un colegio a sus alumnos, es una mala educación que el alumno arrastrará a lo largo de su vida.
- Una mentira a un curioso, es un delito.
- Una mentira a un cotilla, es ley (el que quiera saber, mentiras con él).
- Una mentira en un confesionario, es perfecto.
- Una mentira a un ser querido para no hacerle sufrir, es una obligación.
- Una mentira al fisco, es un arte.
- Una mentira de un político, es religión.
El mundo, la vida, está llena de mentiras.

Carmen dijo...


Yo creo que dificilmente se puede engañar a nadie si lo miras de frente. A no ser que al otro le gusten las mentiras porque mucha gente las prefiere a la cruda realidad.

Por mi parte pienso que no se debe decir la verdad cruda y dura a nadie, sino es algo agradable mejor callarse y no decir nada. O decir las cosas con delicadeza.
La groseria y la sinceridad a veces se parecen mucho.

Pero en esto te doy la razón hay muchas clases de mentiras, y no todas hacen daño.

Carmen