LAS REBAJAS

Bueno despues de una vacaciones, vengo y como todavía continuan las rebajas, se me ocurre darme una vuelta por mi tienda de toda la vida a ver si queda algo de saldo.
La verdad que yo no se porqué coño tienen que existir las rebajas, si las prendas son las mismas, o ¿acaso nó? me da la impresión de que son un timo, incluso fabrican otro tipo de cosas para estos meses. Pero la cuestión es otra, porque parece que se ha creado una cultura en torno a las rebajas y sobre todo para las mujeres. El primer día haciendo cola frente a los almacenes. Cuando abren la puerta gritan y corren, ( algunas quiza hasta tienen un orgasmo) y se empujan, se arañan, se pisan, se maldicen, serían capaces de matar por una prenda o por llegar las primeras a la sección de ropa. Esto hasta cierto punto como se trata de mujeres contra mujeres, con no mezclarse se hace pago, yo quisiera saber que dicen las feministas al respecto.
Pero lo que ya no me hace ninguna gracia, es cuando estas mujeres, acompañadas de los maridos consentidos van a las tiendas de caballero con ellos y se dedican tambien a manosearlo todo y a rebuscar entra la ropa, NI A ELLAS QUE COÑO LES IMPORTA, a no ser que alguna tambien use calzoncillos que todo puede suceder.
Y ahora el caso: El viernes de la semana pasada, me voy a mi tienda de constumbre, a comprar pantalones. El dependiente que me conoce de toda la vida, me dá unos cuantos para que me los pruebe, pues como estoy mal echo, la mayoria de las veces hay que encogerles. Me meto aL probador con uno y cuando salgo no se como dejo mis pantalones fuera con otros encima de una mesa. Me meto con otros al probador y cuando salgo me doy cuenta que mis pantalones los había cogido una señora para su marido. Yo que la veo le digo: Oiga Señora que son mis pantalones. Y me contesta la tía que nada de eso, que ella los había visto primero. El dependiente se meaba de la risa y yo estirando de los pantalones. Cualquiera se los quitaba a la señora con bigotes y unos brazos de jornalero. Menos mal que llevaba la cartera en uno de los bolsillos, pero la tía ni se disculpó siquiera, es mas me miraba con cara de matachin. El marido de la susodicha, un hombre pequeño, miraba con resignación al suelo, como dando a entender la carga que tenía que soportar con semejante fiera. Ya cuando se iba yo no pude evitar en dirigirme al marido diciendole " Compadre que Dios te ampare" y la tía sacandolo a empujones. Probetico.

26 comentarios:

Verónica dijo...


Hola Curro...
¡Ya era hora hombre! me he reido con ganas con tus rebajas jaja.
Y en cuanto al pobretico como tu le llamas, sin duda cuando se casó, no sería forzado jaja.
Besos, feliz noche

Isabel Martínez Barquero dijo...


Jajaja, una buena anécdota, Don Curro, lo que me has hecho reír... Por esta vez, llevas razón, la tipa era una fiera, que si te descuidas te deja sin pantalones.

Me alegra verte por aquí. He visto tu comentario y me he dicho: "para su palo de gallinero corriendo".

Un abrazo "chillao".

Elena dijo...


Pero chiquillo, haberle vendido los pantalones a la señora, quién sabe, lo mismo le hubieras sacado algún beneficio.

Un abrazo Curro.

Verónica dijo...


Curro dijiste probetico, en vez de pobretico, (no me había dado cuenta jaja)

Claudia Souza dijo...


Muy buena su anécdota, don Curro. Y comparto con usted lo de la fiebre por las rebajas, lo pasan en el informativo como una gran noticia, incluso, cada año. Las puertas de unos grandes almacenes se abren porque ya está la manada aguardando. Me recuerda a las fiestas de los pueblos, cuando hacen una paella gigante y la gente se arremolina y se pisotea para que le sirvan un plato. En uno y otro caso dan ganas de gritar que hay para todos. Da la sensación que no tienen qué ponerse o les falta comida en casa.
Bueno, te dejo que me voy a las rebajas...

Carmela dijo...


Ains mi Currito... !qué daría yo por tus pantalones! los enmarcaría o dormiría con ellos a mi ladito...
Lo que te pasa es que no te diste cuenta de que la señora lo que quería era guardarlos para cuando seas famoso y ponerlos a la venta... que no te enteras de nada cariño! jajaja

"A Trancas y Barrancas" dijo...


seguramente la señora buscaba al dueño de esos pantalones. Menos mal que los conseguiste. Eso te pasa por meterte en los barullos de las rebajas. Pero es bueno que sepais lo que se suda un día de esos. Claro que a lo mejor os gusta mas ir a una tienda de gucci o Prada, donde mientras esperas te dan té con pastas guisqui con soda para que al firmar el talón no veas bien los ceros. Deberían si estar prohibidas las rebajas, Mejor la otra opción.
Besos de colores. Amparo
Carpe diem

La Zarzamora dijo...


Jajaja Un poco más y vuelve en calzones...
Me alegra verlo por aquí, Curro.
Yo es que no soy de tiendas, ni de ir a comprar. Voy porque he de ir pero me pone de los nervios.
Esta vez lo entiendo, no lo sabe ud bien.
Un abrazo.

curro dijo...


Para Doña Vero:
Por aqui se dice esa expresión en plan de sorna, pero ese lo tiene claro.

Para Isabel:
A punto estuvo de llevarse mis pantalones, tuve que emplearme a fondo.

Elena:
Si gubiese empezado por ahí lo mismo se los vendo, el problema es que me quedaba en calzoncillos.

Claudia:
Ya se yo que tu no eres de esas, que eres muy comedida.

Carmela:
Otra que quiere mis pantalones, ni que fuera un cantante famoso. Pero si estoy mal echo.

Amparo:
Bueno yo tengo dos o tres tiendas que ya me conocen y saben lo que quiero y donde a las mujeres voy a prononer que no les dejen pasar.

Zarza:
Esto mio no fue nada comparado con las luchas que he visto en el Corte Ingles que se arañan y todo.

mercedespinto dijo...


Así que has vuelto a las andadas... ya estamos otra vez metiéndonos con las señoras y defendiendo a los pobres maridos. ¿Pero, Curro, tú no has conocido nunca una mujer sin bigote y con delicadeza? Da la sensación que para ti los hombres son mujeres y las mujeres hombres.
Lo de las rebajas... yo pensaba que esas señoras que se ponían como posesas a rebuscar entre la ropa estaban pagadas por los grandes almacenes, pero parece que hay por ahí alguna auténtica. Jejeje...
Me alegra verte de vuelta.
Un abrazo.

la bien "criá" dijo...


Mi tía Purita, cuando va de rebajas regresa con la mirada desviada, para mi que es la única forma de que sienta un orgasmo, como bien dices.
Soltera, entera y sin compromisos, ¡acude a unas movidas...!,hace unos días estuvo en Madrid a ver a un tal Benedicto, dice que se lo pasó "pipa", con unas monjitas que pasaban por allí cantando y bailando. ¡Se apunta a cualquier sarao!

Curro, te echaba de menos.

julia dijo...


Curro, me has hecho reir nada mas comenzar el dia. Para que luego digan que la realidad no supera la ficción. Tienes un blog maravilloso te doy las gracias por tu comentario en el Mio asi he podido llegar hasta ti. Besos enormes de luz para ti y los que amas.

curro dijo...


Pa la Bien criá:
Tu tía Purita debería cambiar de aires, aunque lo mismo va a esas repretonas para ver si pilla algo.
To también te echaba de menos.

Para Julia:
Parece que estoy dedicando la canción de Paco Ibañez. Veo que has venido por aqui y te doy la bienvenida a este palo de gallinero. Yo tambien ire a leerte ya que me fascinó tu poesia. Besos de colores de nuestra amiga en comun Amparo.

curro dijo...


Para Doña Mercedes:
Por un lapsus no he contestado a Mercedes y debo corregir este error imperdonable. Amos a ver los maridos la mayoría de las veces siempre son los que llevan la penitencia, tú no has visto en los grandes almacanes siempre a los maridos llevar el carro con cara de aburridos y la parienta por ahí fisgoneandolo todo y mandando, que cruz señor. Esta todo dicho. Un beso.

mercedespinto dijo...


Bueno, voy a reconocer, sin que sirva de precedente, que alguna razón llevas; pero solo esta vez, ¿vale?

Cele dijo...


Hola Curro
¡Menudas rebajas! Me he reído con esa ironía que te caracteriza, que no me he olvidado, ja,ja
Tengo que reconocer que muchas mujeres son asi, aunque hay excepciones, pero el hombre también es así, ellas curiosas, con afan de comprar, ellos resignados, no quieren broncas. Un poco triste si es.
Dificil saber estar y convivir en pareja, ja,ja
Un beso

zarina dijo...


BUEN POST!!!
Me ha gustado. Necesitaba leeer algo así... Viste? hay días en que ves todo negro.
Y lo tuyo es luz.!!!
Besitos
Amalia

curro dijo...


Para Cele:
Menos mal que hay una mujer que lo reconoce, y no te preocupes que estamos aconstumbrados a llevar esa cruz, no es triste tristisimo, pero a ver quien le pone el cascabel al gato. Un abrazo

Para Zarina:
lo mío luz, lo mio es un nulo de estos de verano con piedra incluida, pero ya estoy aconstumbrado a llevar esa carga.
Gracias por darte una vuelta por aqui, yo tambien te hare una visita. Un saludo

G dijo...


Ja ja ja. ¡Qué bueno!!!!. Lo que no te pase a ti, no le pasa a nadie Curro.

curro dijo...


Celebro que haya venido por aqui Doña G que hace tiempo que estaba desaparecida. Algun día me tiene que decir que significa eso de G. Un abrazo

Anónimo dijo...


Una entrada divertida, casi se puede uno imaginar la estampa de la mujer en cuestión con tus pantalones en la mano y tú corriendo detrás jajaja.

Estuve trabajando en un taller de bañadores y bikinis de señora y en invierno, después de hacer los que se llevarian en temporada, haciamos una remesa bien grande para las rebajas de verano.

La calidad de la tela que se empleaba para ellos no era ni de lejos la misma que para los otros, todo era como más "farullero", pero quedaban bonitos. O sea que de "rebajas" nada de nada, se paga incluso más de lo que en realidad vale la pieza. Me imagino que en los demás tipos de ropa pasará igual, no lo sé porque solo he conocido este ramo, el de la moda de baño. No obstante hay tiendas que si ponen en rebaja la ropa de temporada que les queda o lo que por algun motivo quieren quitarse de encima. Sobre todo en las tiendas de moda juvenil, porque de un año para otro cambian mucho.

O sea que o tienes suerte y encuentras una talla perdida por los estantes que es la tuya o lo que te llevas de ganga no tiene nada.

Y no te metas con las feministas que salvo excepciones que de todo habrá, suelen ser mujeres bastante inteligentes. Aunque también las habrá que vayan a las rebajas, claro que si.

Carmen dijo...


Anonimo: Carmen

curro dijo...


Para Carmen:
Así que luego los pantalones de la rebajas me producen picores en cierto sitio, si es que a los pobres nos viene tó. Un beso.

Anna Jorba Ricart dijo...


Sr Curro y que será que ir de rebajas a mi me parece muy pesado....pero explicada la anecdota me he reido y más si me lo imagino marchandose a su casa descompuesto, sin cartera y sin calzones.
Este momento de risa se lo agradezco.

curro dijo...


Celebro que te rias Anna, de eso se trata, pero ya me veía como en los tebeos andando metido dentro de un tonel por la acera. Un saludo

mercedespinto dijo...


No es por nada, Curro, pero las rebajas ya pasaron. A ver si nos ponemos las pilas.