LA INDOLENCIA

Esta mañana, como estaba lloviendo y es imposible circular en coche por la ciudad, me he acordado que existen los autobuses y me he decidido a coger uno. Una vez en el autobus que iba casilleno, me ha tocado ir de pie, estaba a mi lado una señora que por lo abultado de su barriga se notaba que estaba embarazada. Al lado nuestro iban sentados varios chicos y chicas ocupando varios asientos y una señora pasajera les pide por favor que se levante alguno para dejarle el sitio a la señora embarazada. Reacción de estos jovenes " Señora metase en sus cosas y dejenos tranquilos" ademas de otras lindezas peores. En ese momento otro caballero ya muy viejo que iba sentado se levanta y le ofrece su sitio a la señora embarazada, dando esta las gracias y sentandose. Y yo me pregunto ¿Como ha cambiado la vida, aquella vida tranquila y amable de antaño en la que un gesto o un sencillo ofrecimiento contribuian a hacer la vida mas agradable y llecadera. Antes todo el mundo se saludaba, si alguien se encontraba en un apuro era socorrido y no digamos si sufría alguna caída o se ponia enfermo. Ahora alguien se cae al suelo y se puede morir porque no lo recoge nadie,y luego a luego ni la policía porque lo mismo dicen que estaq borracho. Que triste, el ser humano cada vez vale menos, pero eso si cuando vemos por la tele esas personas muertas de hambre nos rasgamos las vestiduras. Por las mañana en las grandes ciudades se ve a la gente con cara de perros, con mal gesto y cada uno a lo suyo, a ver quien engaña a quien, a salvese quien pueda, y asi nos corre el pelo que nos corre. En la mayoria de los edificios aun siendo vecnos de puerta con puerta ni se conocen ni se saludan, que triste, uando nates había hasta tertulias en los descansillos. Enfin que a este paso vamos a terminar dando con la cabeza en un pesebre, con todo el respeto que merecen sus usuarios.

15 comentarios:

G dijo...


Pos a mi se me están cayendo los mocos y, creeme, tengo muchos. ¿Me traes un paquete de pañuelos de papel?.
Vamos a ver si es verdad que ha cambiado tanto la historia...

superkurra@hotmail.com dijo...


Algunas veces tambien he visto situaciones como Curro acaba de exponer, es verdad que cada vez mas se esta perdiendo el respeto hacia los demas, pero tambien es cierto que tambien hay juventud educados y considerados en circunstancias parecidas, creo que depende mucho de la educacion que hayan recibido.

Mercedes dijo...


Que sepas que me he "hinchado" de escribir y que, por culpa de un corte de internet, se ha perdido el comentario.
Volverá cuando se me pase el cabreo.

Mercedes dijo...


Aquí estoy otra vez, con más prisa, pero menos mosqueada.
Siguiendo en mi línea (lo siento, sé que no tengo arreglo), pienso que toda esta pérdida de valores no es más que uno de los efectos colaterales del
momento "económicosociocultural" al que asistimos. Nuestra sociedad actual está construida sobre el egocentrismo, que no es ni más ni menos que la consecuencia el capitalismo; para sobrevivir hay que consumir, y para consumir hay que competir, y la competencia nos lleva al individualismo, a la pérdida del sentido de grupo. De esta manera lo único importante en mi vida es mi meta, la de los demás me importa "el pedo de un violinista". Por esta causa, mi prójimo se convierte en mi enemigo, y al enemigo ni agua, y mucho menos el asiento del autobús.
Estos son los efectos colaterales del capitalismo.
Es lo que pienso, pero espero y deseo que alguien me convenza de lo contrario.
Saludos a todos.

curro dijo...


Doña Mercedes, como tanto nombre el pedo de un violinista, pues entía curiosidad por como se oiría. Y dicho y echo me he puesto a probar peronalmente como sería y sabe lo que ha pasado. Que me he giñado.

Verónica dijo...


Lo que pasa es que una mayoría de personas, cada vez piensan mas en ellas mismas, y por lo tanto menos en los demás. ¡ Es triste que eso sea así !
No todo el mundo es así por suerte, pero si bastantes.
Antiguamente se respetaba, mas a las personas,
pero eso parece en estos días ya no es así.
Cada vez estamos mas solos, hay que aceptar eso, si no queremos coger una depresión cuando nos demos cuenta de eso.
Perdona pero la señora que pidió que algún joven se levantara, y que ofreciera su asiento a la mujer embarazada, porqué no se levantó ella?
Si piensa que una persona necesita ayuda de algún tipo que se la de ella, y que no espere que pidiéndolo ella, se la ofrezcan, cuando ella permanece sentada.
Eso es lo que yo pienso.
Un besooo a tod@s

G dijo...


¿Y mis pañuelos?

Mercedes dijo...


Será posible, de veras que no sé cómo tomarme tu contestación a mi opinión. ¿Se puede saber en qué te has giñao? No quiero pensar mal
Saludos de nuevo.

Jose C. dijo...


Pues si, eso es lo que tenemos y parece que es lo que nos toca soportar. ¡Que triste!
Pero creo que esta situación no tiene porvenir, porque de ninguna manera tenemos futuro con tales comportamientos, sin el más mínimo sentido de la compasión y del respeto.
Hace falta un cambio, pero ya!, que si no vamos a acabar yendo por la calle a empujones, y menudo plan ¿no?
Venga, vamos a ir poniendo soluciones a esto, a ver si damos con alguna buena.

Mercedes dijo...


Propongo la única solución que se me ocurre ahora mismo: ser un ejemplo vivo aunque vayamos en contra de la corriente.
Pero ¿otra vez se ha ido Curro al caribe? Detrás de las caribeñas, seguro.
Volveré.

G dijo...


Bueno, pues empecemos por retirar de sus puestos (que cobran un pastón) a esos jueces que sentencian con una orden de alejamiento a los padres que les dan una coca a su hijo porque se niegan a hacer los deberes. ¿Sí? o ¿sería demasiado meterse con los jueces?.
Hay un caso en un pueblo en la provincia de Jaen que pasó exactamente eso, hace dos años y el otro día, la madre del niño pidio ayuda a los servicios sociales de la Junta de Andalucía porque el niño, que ahora tiene 13 años, se niega a hacer nada de lo que los padres le demandan, sale a deshoras, no hace deberes, fuma porros y cuando los padres le dicen algo, el nene saca la sentencia y dice: Alto, que a mi me protege la justicia.
Anda, ahora vas y lo cuentas. Es un hecho real. Leyes, jueces, sentencias, derechos, muchos derechos, obligaciones mínimas. Eso es lo que hay y lo que toda la sociedad estamo tragando mirando hacia otro lado.

curro dijo...


Lo que no entiendo es como cuando alguien pretende una adopción, le exigen un monton de papeles, entre ellos que puedan sostener economicamente al mantenimiento del niño, que no sean muy viejos ni muy jovenes que se comprometan a su educación, y a todo esto tienen que sometersen a una serie de test sicologicos para ver si son aptos para la adopción, y por supuesto se les hace un seguimiento para ir determinando que lo hacen bien.
Y por contra unos padres medio tuntocios y gilipoyas la mayoris de las veces irresponsables pues tienen un monton de crios que en la amyoria de las veces van a ser unos desgraciaos, pero no hay dios que se los quite.

G dijo...


Sí Kharmen, Emilio Calatayud.
Este señor es auténtico, pero único y es una lástima. En una entrevista que le hizo Jesus Quintero, no dejó títere con cabeza, implicaba a todo dios en la educación. Dice que no entiende como los policías pasan al lado de un menor a una hora escolar y no le paran y le preguntan, y lo llevan a su colegio o se ponen en contacto con los padres, o un mayor que igualmente lo vea, como no llama a las fuerzas de seguridad para que tomen cartas en el asunto.
Es un problema de educación, sí, pero un problema de educación de todos, no solamente de los jóvenes. Los jóvenes son consecuencia de lo que nosotros hemos querido hacer con ellos, nada más.
Yo abogo por ellos pues tienen muy mala prensa. En realidad siempre han tenido mala prensa. ¿O es que no nos criticaban a nosotros cuando lo éramos?. Igual.
CURRO, HAZ UNA ENTRADA DE LA HISTORIA DE JUBILARSE A LOS 67 AÑDA.

Verónica dijo...


Pues yo creo que la culpa, es por la forma de educar, hemos pasado de un extremo al otro. Antes no nos consentían nada, ahora se consiente todo, un termino medio sería lo ideal. En eso y en todo. Los extremos no son buenos, ni el uno ni el otro.
Un saludo a tod@s

Jose C. dijo...


Entonces, “vivo ejemplo” aún yendo a contracorriente y “mano dura” aunque no extrema. De acuerdo. Aunque creo que lo realmente duro está en el “vivo ejemplo”, que es por donde hay que empezar, ¿Por qué como vas a aplicar “mano dura” si no das ejemplo? Gracias.