MI POBRE-2ªParte

Esta mañana he pasado por la tienda donde deje dicho que le sirvieran a mi pobre y al preguntar si había comprado algo para pagarlo, me djeron que debia 2 cartones de vino pero de comer nada, se ve que mi pobre vive solo de vino. No me ha echo gracia pero lo he pagado.
Despues a eso del mediodía me lo he encontrado en el parque sentado en un banco. Ya no estaba tumbado como la otra vez. Además estaba leyendo un periodico que no se de donde lo había sacado. Al verme, no se acordaba muy bien quien era, asi que he tenido que refrescarle la memoria, e incluso comentarle si vivia del vino. Me dijo que habia ido a comer al comedor social, pero que alli no daban vino y él sin vino no comía. Además me dijo que si enia algun cigarro. Como hace tiempo no fumo, pero se como es la situación de los que estan enganchados, le ofrecí un par de euros para que comprara un paquete. Entonces muy dignamente rechazó el dinero, dijo que el no pedía dinero. Yo me dije. No, ai wncima voy a tener que comprarle tambien el tabaco. Bueno los vicios son los vicios y yo tambien los tengo. Al final le compre un paquete de fortuna, pues al Fulano le gusta el rubio. Por cierto el Fulano se llama Sebastian, ya no me dijo más ni yo le pregunté. LO dejé en el parque y le dije que pasaría por alli a menudo al medio día.
Ahora estoy pensando donde pasará este tipo las noches, porque si lo hace a la intemperie no va a durar mucho y de ser así, yo tengo un bajo pequeño que podría dormir allí y al menos no pasar frio entre comillas, pero no en la calle. Mañana se lo comentare por si quiere dormir allí. Seguiré contando la labor de mi ONG.

13 comentarios:

Verónica dijo...


Sin duda te has convertido en una ONG. Espero que todo salga como esperas.
Un abrazooo

curro dijo...


Es que hay que hacer mas y hablar menos
y no solo tomar conciencia y sentirnos solidarios en estas fiestas pero solidarios vacios.

Verónica dijo...


En eso tienes razón, en estas fechas muchas personas son generosas, pero luego se olvidan. Que hay personas que lo pasan mal, todo el año.

Mercedes dijo...


Cómo quieres que te reconociera después de zamparse dos cartones de vino, demasiado que se acordó dónde había comido, si es que era verdad. De todas formas no critico que este "pobre hombre" se la pase tomando. ¿Quién puede juzgar? Al menos el pide para beber y no roba, como muchos encorbatados.
Un abrazo.

curro dijo...


Doña Mercedes y tiene el joio mucha dignidad. Es pobre y delicao, vaya pobre que me ha tocao. Ahora que por eso mismo lo aguanto que si no lo había retirao de la nomina.

G dijo...


Doña Mercedes: Tiene vd toda la razón con respecto a los ladrones encorbatados.
Curro: Por un momento, mientras leía tu relato, pensaba que el nombre del indigente que ibas a pronunciar fuese el de Omar Jayan.
A ver si sabéis quien fue Omar Jayan.

G dijo...


Omar Jayan por lo del tema vino de tu pobre, claro. Ahí teneis ya una pista.

curro dijo...


Pos ahora como que no caigo quien ese fulano de Omar Jayan.

G dijo...


Bueno el nombre real es Omar Khayyan y sus Rubaiyat (forma métrica de poesía)
Nació en Nichapur, Persia, hacia el año 1040 de la era cristiana, y vivió cerca de ochenta años.
Libertino, sibarita, ácido, místico y profeta, estudió Matemáticas y Astronomía, reformó el calendario musulmán, cultivó el Derecho y las Ciencias Naturales, pero todo le resultó insuficiente a la hora de resolver el misterio del Universo, las pasiones humanas y la existencia misma.
Se destacó en el plano de las letras por sus famosas «Rubaiyat», que constituyen una alabanza al brindis, una enorme plegaria fragmentada en estrofas que remiten a la celebración del vino y del goce del instante frente a la finitud de la vida.
Te enviaré algún libro de Omar Khayyan, te gustará leerle.

G dijo...


Te dejo un Rubaiyat Curro. Aunque la métrica y la musicalidad de los versos al ser traducida no es la misma, pero aún así es bellísimo.

Represalia

Anoche, en un arrebato,
después de vaciar mi vino,
en las piedras del camino
rompí mi copa, insensato.

Era la embriaguez, por cierto,
la que tal acto inspiró:
Mas lo que la copa habló
me dejó de asombro yerto:

-«De tu misma esencia fuí
y tú de mi esencia fuiste;
lo que tú de mí hiciste
el Destino hará de ti».

G dijo...


Venga Kharmen, no seas así. La G, no es de "Jilipollas" (que se escribe con j, no con g), sino de Granada.
Y no soy un tío.

Jose C. dijo...


¿Ha llovido?

Jose C. dijo...


Volviendo al tema.
No le conozco Sr. Curro, pero me ha sorprendido, grátamente, por supuesto.